jueves, 26 de febrero de 2009


Cansado había llegado a casa, cargando con la mochila de la inseguridad.

Cuando se saco el peso de un día agitado y puso música.
Toc toc escucho

Fue hasta la puerta, la abrió y se encontró con dos hombres de blanco, que con un rápido movimiento lo paralizaron de un golpe.

La fuerte luz le encandilaba el rostro, cuando se despertó con un fuerte dolor de cabeza en una habitación acolchonada.

Desorientado caminaba y daba vueltas por toda la habitación, golpeando las paredes.

-Se te acusa de ser una persona insensible y no sabiendo perdonar, de haber matado nuestro amor dijo la una voz de mujer.

Silencio, fue lo que escucho a continuación.

Ahí sabiendo de quien se trataba, busco la forma de cómo poder escaparse.

Pensó todo es relativo, ahora estas, ahora no

Y asi fue, liberando su mente logro escapar, dejando su cuerpo atrás.

Ahora Recorre la ciudad, en busca de un nuevo cuerpo.
Video del Dia: Tipitos "Campanas en la noche"
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del espacio y del tiempo.

3 comentarios:

  1. El perdón , ante todo un supremo ejercicio de amor propio. No se ve otro modo genuino de perdonar que amarse a sí mismo con una ración de más ego. No se trataría tanto de obsequiar al otro con el perdón que resulta más o menos asequible teniendo en cuenta la enorme cantidad de errados seres humanos que hay en el mundo, sino festejándose a sí mismo con la voluptuosa degustación de este don. Un don que nos hace tan grandes como dioses, tan altos que nos eleva sobre el anónimo resto del género humano, tan munífico que nos ratifica como reyes ante la esclavitud de la especie.
    Me ha gustado esta entrada. y en un principio te agradezco el haber pasado .
    Me ha gustado tu blog.
    Tanto que tambien te he firmado la entrada anterior.

    ResponderEliminar
  2. hola!!
    la verdad... muy bueno todo!!:)

    gracias por pasar...

    espero que estemos en contacto...

    saludos
    florencia

    ResponderEliminar
  3. En principio gracias por dejarme esas palabras tan lindas en el blog, qué bueno que te gustó, no tanto que te hayas sentido identificado. En fin, leí el link que me dejaste y tengo que decirte que vos también escribís muy bien... y supongo que son esas cosas que nos tienen que pasar y que debemos sobrevivir.
    Gracias también por hacerme saber que existen hombres sencibles.
    Un saludo.

    ResponderEliminar