miércoles, 4 de marzo de 2009


Hace 23 años que he dejado el vientre materno y he visto la luz de la vida.
Una vida que me llevo a perder y ganar
Perder amigos, amores y un gran pilar en mi vida.
Mi abuelo materno, un hombre que desde lo más bajo construyo un imperio.
Donde un día de lluvia como hoy, me dijo EN LA VIDA TODO SE DEBE Y SE PUEDE HACER SI UNO QUIERE.

Y siguiendo esa frase como lema en mi vida.
Fui caminando por el largo y sin fin, camino de la vida.
Ganando buenos momentos, nuevos amigos, experiencias que llenan el alma de uno
También recupere los abrazos de mi mama, los concejos de mi padre, el poder mimar y ayudar en lo que pueda a mis hermanas.
Aprendí también que la vida a veces nos alegra nuestros días, pero ay otro en que nos pone obstáculos, que nos hacen caer.
Ayer está mal, caí en un mundo reinado por viejos fantasmas.
Pero hoy al saber que estabas mal, tome fuerzas y me levante.
Me levante para decirte, que hay veces donde nos tenemos que quedar quietos y esperar que la tormenta pase, porque no puede llover todo el tiempo.
Tampoco debes dejarte opacar por nada ni nadie, porque vos sos un sol.
Un sol que ilumina y alegra mi vida, como la de todos los que afectos que te rodean.
Y sabe que siempre voy a estar, para lo que necesites por qué es lo más puro que puedo regalar.
Video del Dia: Gustavo Cerati - Cosas Imposibles
Hasta que el destino nos vuelva a encontrar, viejaros del tiempo y del espacio.





1 comentario:

  1. muy lindo tu escrito...

    uno lucha aun para salir del cuerpo de la madre y ahi q mantenerse asi, luchando hay q aprender a ganar y a perder... y a ser fuertes no importa los obstaculos uno siempre debe de mirar hacia delante y demostrarle al mundo q tienes un muro de fortaleza.
    y si pierdes una cosa recuperas y te ganas muchas mas...

    ResponderEliminar