lunes, 6 de abril de 2009


Existen personas susceptibles al arte.
Con capacidades diferentes.
Algunos que delineando esbeltos trazos dibujan obras sublimes de contemplar.
Otros abren sus mentes, dejando a un costado el ruido del mundo, abstrayendo solamente los armónicos sonidos de la vida, para tomar sus notas y crear fantásticas melodías perfectas como compuestas en el cielo, por ángeles.
También aquellos que con un adminiculo creado por la genialidad humana, dejan plasmado en un papel momentos que perduran en el tiempo ahí flotando, pero siempre latente transportándonos a ese tiempo en el que fue vivido.
Hay personas que con finas herramientas crean hermosas figuras sobre el frio mármol.

Pero hay personas como yo, que tomando el vasto vocabulario que la vida nos dio, para crear mundos, personas, sentimientos, momentos entre infinidades de cosas.
En fin el arte.
Es nuestro transporte.
La forma con la que llegamos a conectar con el mundo que nos rodea.
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario