jueves, 28 de mayo de 2009


Mañana.

Mi lugar de trabajo

Ese mismo edificio que vi construirse.

Desde los cimientos.

Y conocí a ese joven músico.

Que hoy se volvió mi amigo.

Harán una despedida.

Por que luego de un año y dos meses.

De compartir gran parte de mi días.

Con ellos

Me voy.

No por que quiera.

Sino por que ya no soy necesario.

Y cuando el presupuesto no da.

Hay que cortar.

Pero no me voy triste.

Sino que me voy cargado de momentos.

Risas, Alegrías, Amistades

Y sabiendo.

Que una nueva etapa comienza.

Donde pueda progresar.

Con mucha experiencia encima de mis hombros.

Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

2 comentarios:

  1. Pues suerte. La vida está llena de finales y comienzos. Mucho ánimo. milagros

    ResponderEliminar