sábado, 26 de septiembre de 2009

BUENOS FINDE SEMANA COMO OTOÑO Y PRIMAVERA








Durante los días de semana, mi querida y joven Buenos Aires, ya a las 8am es una multitud de gente, hay tanta gente, que se podría distribuir en 4 aeropuertos internacionales.
Pero uno llega a la gran ciudad un día sábado a la misma hora y el panorama es totalmente distinto, Buenos Aires es lo mas semejante al otoño, calles desérticas, el color gris predominando dividido en varias gamas, gris metal aluminio en los edificios, gris cemento en la acera etc.
Parece todo muerto, como si la ciudad de la noche a la mañana se hubiera secado.
Aunque en este caso la magia de la primavera no se hace esperar, por que a medida que pasan los minutos, las horas.
La ciudad se va llenando de automóviles que con su bocinas estridentes y ensordecedoras, se a semejan a hinchas de futbol a punto de entrar a un partido, van apareciendo mas transeúntes, algunos fresquitos ya que viven una vida más tranquila ósea mas dentro de su casa, otros que no vienen a la ciudad, sino que pasan por ella pero que con sus cabezas a punto de explotar, van a sus casa a dormir, luego de varias horas en el boliche.








Ya entrando en el medio día, la ciudad se llena de color, mujeres yendo vestidas de diferentes modas a pasear, alguna a los centros comerciales, otras con sus carritos y nenes chiquitos a la plaza a regalar sonrisas y alegría inocente de jóvenes infantes.
El medio día va pasando, la gente abandona los restaurantes por que va entrando la tarde y van al cine, a muestras de arte.






Hombres se juntan en bares a tomar café, hablar de mujeres, futbol y política, al igual que hacia la mesa de los muchachos y las mujeres se reúnen en las violetas a hablar de frivolidades.






Y entre esas charlas, la noche llega, la gente se ducha.
Mujeres y hombres se ponen su mejor vestimenta y calzado.
Ya que, alguno salen a buscar una noche, otros el amor de su vida, otros tan solo distenderse para arrancar de nuevo la semana.


La ciudad se viste de noche de fiesta para los que salen a las calles o se calza el pijama, para los que se quedan en casa entre amigos, comiendo pizza, sushi y viendo una película.
Estas son alguna de las combinaciones, pero nunca se pondrían decir todas, porque las grandes ciudades, son como una paleta de color, donde jamás vamos a llegar a ver todos.
En fin lo que antes estaba muerto y seco, ahora está lleno de color, alegría y felicidad.
Como del otoño a la primavera.



Vean tambien mi otro blog.

http://unviajeporunaudicular.blogspot.com


Hasta que el destino nos encuentre viajeros del tiempo y del espacio.

12 comentarios:

  1. Así es amigo, exclente descripción de tú ciudad, la cual se parece mucho a la de las grandes ciudades, cada cuál con su singularidad, pero es lo usual lo que describes entre quienes somos urbanos.
    Un bonito retrato has hecho hoy, y la ilustración maravillosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Una bonita descripcion de tu maravillosa ciudad y tu la enseñas como es, bonitas imagenes
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Preciso y precioso post. Urbanitas al ataque, sin duda. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  4. "Hasta que el destino nos encuentre viajeros del tiempo y del espacio" simplemente genial..

    ResponderEliminar
  5. La verdad que escribir desde la calle, o de la ciudad te viene muy bien Ivan... es un gusto leerte y gracias por compartirlo. un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Es un placer leerte y respirar ese aire de amor a tu tierra...
    Preciosas letras.

    Besos para ti y para tu joven Buenos Aires

    ResponderEliminar
  7. muy pero muy buena descripcion

    beso

    ResponderEliminar
  8. HAY....
    LEYENDOTE..TUS LETRAS
    ME INCITAN A VISITAR ESA TIERRA
    QUE LA SIENTO MIA,
    ME ENCANTAN TUS RELATOS...
    LOS VIVOS ..
    UN BESO AMIGO MIO
    DESDE MI ESPAÑA ...
    TE DEJO UN ABRAZO
    MAGICO PARA QUE EN ESAS NOCHES
    DE PRIMAVIRA COLOREEN TU ABITACION
    EN LA FELIZ BUENOS AIRES
    LuNa

    ResponderEliminar
  9. Una sola vez en mi vida (invierno 2008) pude estar en Baires por cinco días, sólo eso le bastó para enamorarme... y ya preparo el regreso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. buenos aires es una ciudad que te deja sin aliento en cada rincón, no me extraña que te tenga enamorado, es poesía en estado puro.
    Mis viajes a Buenos Aires siempre fueron motivados por el arte, por los amigos y los amantes. Cómo no va a ser única?

    vamos bien, Iván, vamos bien!

    ResponderEliminar
  11. Que bella descripción de tu ciudad. Gracias por acercármela un poquito. Quizá, tal vez, algún día, con mucha suerte... pueda conocerla.
    De momento, me quedo con tu narración. Es hermosa.
    Mil besitos!!!

    ResponderEliminar
  12. Una excelente cotidianeidad de tu ciudad, se antoja visitarla.

    gracias!

    ResponderEliminar