viernes, 4 de septiembre de 2009

JUGUEMOS A SER NIÑOS-ADULTOS


Olvidemos
La adultez por un día.
Y juguemos
A esos juegos que de chico nos robaban una sonrisa.
Como saltar la soga o jugar con canicas en el patio del colegio.
Andar en bicicleta desde la tarde hasta que callera el sol.
Ir al club
Hacer fiestas en casa de amigos y bailar hasta que lo zapatos
ya no estuvieran en nuestros pies
Volvamos por un día.
A esos momentos que marcaron nuestras vidas.
Como aquellos primeros besos a escondidas de nuestros padres.
Merienda con galletitas.
Tomemos de la mano
A nuestro hijo, hermano o sobrino.
Y llevemos al carrusel.
A tomar un helado.
Darle de comer a las palomas.
Leer un cuento en el parque.
Tirar piedras y que reboten en el agua de un lago.
Diversión sin fin e inocente
Nutriéndose de la simpleza de la vida.
Vean mi otro blog.
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio

14 comentarios:

  1. me encanta hacerlo, (menos lo de al merienda :( )
    realmente, es hermoso valorar lo simple de la vida. volvamos a la niñez.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Sacar el niño que tenemos dentro, es renacer, voler a la vida misma, esa que perdemos con nuestras resposabilidades, por jugar a ser mayores, perdemos la alegria de niños

    Excente tu propuesta

    cálido abrazo

    ResponderEliminar
  3. La niñez, la mejor época de la vida...
    Yo lo aplico a diario eso te hace rejuvenecer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. me olvido a menudo de ser otra vez una niña...

    me dieron ganas de ir al Matiné y comprarme una caja de maní con chocolate.
    O subirme a un árbol y escuchar las conversaciones absurdas de los adultos.
    O ponerme los patines y dar la vuelta a la manzana molestando a los adultos en la hora de la siesta.
    Me dieron ganas de tirarle bombitas a los colectivos, pero creo que si hago todo eso ahora.....


    ya te cuento, si lo hago.:)

    *********************************

    ResponderEliminar
  5. Es tan sencillo lo que hacemos tan complicado.. desprendes energía, me ha gustado leerte..:)
    Besos múltiples !

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Ojalá pudiésemos vivir la vida como un juego..y con la inocencia de un niño..

    Nos vemos

    Mil besos

    ResponderEliminar
  8. El juego debería ser una práctica diaria, no sólo cosas de niños, creo que un día será así y el mundo un lugar mejor.
    Buen finde!!!!!
    Besos:)

    ResponderEliminar
  9. Me encanta jugar con los niños, si es una bonita forma de sentirse pequeña otra vez jaja

    Besitos mi niño!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho jugar con los niños, he descubierto que tengo una gran afinidad con los niños pequeños, especialmente desde hace unos meses, y es liberadora la experiencia.

    Un beso corazón!

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la idea y claro que si.. volver a eso es maravilloso!
    En estas vacaciones que estuve en el sur hice sapitos con piedritas en el lago Lacar, fue divertido compartir esas cositas con mis niños!
    Bss y buen fin de semana, ey gracias por pasar por mi humilde lugar!

    ResponderEliminar
  12. hola!!!
    lástima que algunos piensan que ser un poco divertido o "aniñado" es símbolo de inmadurez, no lo creo, es más, ellos son los inmaduros!!!!

    muy linda la reflexión!!

    "juguemos al las escondidas con ese destino oscuro que asecha tras la puerta"

    saludos!!!
    Florencia

    www.lasolidariarockera.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Un texto que despierta la nostalgia. Tienes una hermosa forma de narrar los poemas.

    SAMlu2 desde el Norte.

    ResponderEliminar
  14. Los juegos de la infancia, el ser felices por la sola razón de existir.
    Tu poesía tan traslúcida, tan nítida como el agua de un arrolluelo en verano.
    Como para bebersela. paso a paso, saboreandola.

    ResponderEliminar