jueves, 24 de septiembre de 2009

SACRIFICIO


Otro jueves viajando juntos, ella y yo, quienes hay leído mi poema del día 23 de agosto de 2009 sabrán de quien les hablo.
Los que no lo leyeron, les cuento, ella es mi hermana Aldana aspirante a diseñadora grafica.
Viajábamos los dos, uno al lado del otro, sin hablarnos, ustedes pensaran, porque dos hermanos no se hablan, en nuestro caso no era signo de pelea.
Sino que al ser de mañana nuestras mentes se encuentran en blanco sin nada que contar, por eso viajábamos sin hablar, en nuestro mundo, ella en su mundo sonoro de canciones glamorosas y gusto a chicle, yo en mi mundo literario y una novela de suspenso que ya estaba llegando a su fin, luego de 700 páginas y dos libros anteriores, sus personajes que darían marcados y en el recuerdo, como si hubieran sido personas que vivieron en mi vida.

Estamos ahí, avanzando en estaciones, cuando en un momento dado la miro y la encuentro con los ojo cerrado, la dulce se había quedado dormida, al ver la postal que me deparaba las primeras hora de la mañana, recuerdo haber despertado a las 3am de la noche anterior y escuchar alguien que estaba dele a cliquear en la PC.

Era ella, trabajando en un práctico que debía presentar.
Ahí con la imagen de la noche anterior y la actual de verla dormir camino a la facultad.
Volví a pensar en el sacrificio que las personas realizamos día a día para lograr nuestras metas y así alcanzas nuestros sueños, ella trabajar hasta horas tardías e ir a cursas con apenas 3 horas por el solo hecho de ser responsable, yo caminar todo el día para tener dinero para publicarme pronto, mi padre como el de todo nosotros trabajar hasta el cansancio para que nos nos falte absolutamente nada ni techo ni comida, las madres alguna profesionales y otras ama de casa, haciendo sacrificios sobre humanos, para llevar una casa adelante.
En fin, si nos ponemos a pensar en cuantas personas habrá igual que nosotros haciendo un sacrificio, seremos capaz de saber la respuesta exacta, no lo creo, solo puedo de decir las personas que están a mi alrededor lo hace y sin darse cuenta ni proponérselo ayuda un poquito al otro.

Vean mi otro blog.

http://unviajeporunaudicular.blogspot.com

Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio

13 comentarios:

  1. Asi es amigo, no es fácil el hecho de vivir... de querer lograr lo que está en nuestras cabezas. Tomemos en cuenta que también participamos en las vidas de otras personas y procuramos ayudar hasta los dientes por ver como amplían un poco más el camino. Por otro lado, no podemos dejar por fuera a los y las que nos ayudan. Es una cadena de trenzas complejas, pero a su vez hermosas, andantes y comprometedoras.

    Gracias por publicar este post, por recordar esos personajes que de cierta forma nos quitan el sueño, nos hacen soñar y danzar entre emociones.

    ResponderEliminar
  2. Nadie nos dijo que la vida es fácil, pero nuestro compromiso es cumplir nuestro sueño, hacer lo que se debe, si se logra ya es otro problema.
    Y te digo yo hice todo por que mi sueño se cumpliera, algunos se vierón truncado cuando a mi madre muy joven aún le dio un infarto cerebral, y de pasapalo me dejarón dos sobrinas de custodia sin ser yo mamá, entonces lo sueños cambiarón.
    Y el esfuerzo se multiplico, salir a trabajar, cubrir los gastos de la enfermedad, dejarsela a extraños mientras estoy en el trabajo, cuidar de las niñas que tienen sueños , y que no se como tratar, llegar y cuidarla y no dormir nunca ni sábados ni domingos pero aún así los sueños están, y hago lo que debo para que se den, y en un momento dado no se que hubiese ocurrido conmigo si la gente conciente o incocientemente no me hubiese ayudado, yo creo en la humanidad, y hoy se que hay más gente buena que mala, lo que sucede es que los malos hacen mucho ruido los buenos siempre permanecen en silencio
    Un beso Amigo

    ResponderEliminar
  3. el puntito de conciencia que deberiamos tener todos para valorar lo valorable y descartar lo superficial que nos pone vendas en los ojos.

    ResponderEliminar
  4. "Cuantas personas habrá igual a nosotros..."
    Leer lo de tu hermana me hizo acordar a mi, años atras, cuando estudiaba lo mismo; y mi vida pasaba por las cartulinas, temperas, maquetas e illustrator. Noches enteras sin dormir, mi vieja haciéndome cafe y ayudándome a cortar papeles y de repente eran las 7 am. Y en lugar de irme a dormir, tenía que empezar otro día cuando aun no había terminado el otro.
    Terminé la carrera hace 4 años. Hoy miro para atras y no puedo creer como llevé esa vida tanto tiempo. Pero también miro lo feliz que fui haciendo esas entregas de locura, y lo que disfruto hoy en día ejercer lo que aprendí.
    Bancala a Aldana, no es fácil lo que eligió. Y despertala! Porque si algo le falta es pasarse de estación y llegar tarde.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Ciertamente, las historias de sacrificios que hace la gente son realmente impresionantes... para algunos no se le hace sentido en la cabeza comprender porque se hacen, pero siemplemente basta con que nosotros mismo lo entendamos y que persigamos eso que tanto queremos!

    Mis saludos cordeales desde este rincon del planeta al que muy pocos le gusta llegar pero que a los que llegan les cuesta tanto irse, desde Venezuela..

    Naza..

    ResponderEliminar
  6. nada es fácil en la vida, creo que eso es bueno
    en mi caso aprendí a valorar nás lo que consigo con verdadero sacrificio. Con ésto no digo que soy masoquista sino que hace bien conocer ( y a veces padecer) el valor de las cosas

    beso

    ResponderEliminar
  7. Nada es sencillo, pero lo que cuesta se valora más y aún mucho más si lo hacemos por alguien a quien amamos

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. La familia es lo primero y ningún sacrificio es poco por el bien de ellos

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Nadie dijo que fuera fácil, pero ahí estamos.
    El sacrificio debe ser siempre algo voluntario, sino, se convierte en putada.
    En cualquier caso, siempre valoramos más lo que nos cuesta, lo que se nos resiste.
    Debemos tener en cuenta que el sacrificio implica lucha, y que sin lucha nuestra empresa quiebra.
    Lo más hermoso del sacrificio (bien entendido), es la satisfacción del después; el llegar sanos y salvos a nuestras metas. O el ver como el prójimo consigue volar gracias a nuestro empuje.
    Por otro lado, decirte, que es admirable el reconocimiento público que aquí haces de los sacrificios de tu familia.
    Me encantó esta entrada.
    Mil besitos!!!

    ResponderEliminar
  10. Tus palabras de hoy me han hecho recapacitar, sabes? Las hay, sí,... muchas personas.


    Pasa un buen fin de semana.

    Un beso de mar.

    ResponderEliminar
  11. "Nadie nos prometió un jardín de rosas" dice una canción de un rosarino. Pero lo bueno es cuando vemos nuestros sueños realizados con nuestro propio sudor, sin robarle ni abusar de nadie, y ver que los que nos rodean y amamos también van cumpliendo metas. Lo qe tenemos lo hemos ganado nosotros y nadie nos lo podrá quitar nunca!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Cuán cierto...
    es en esos momentos , en que apreciamos infinitamente lo que otros han hecho por uno, en especial ellos , nustros padres:
    desde caminatas, compañia, horas de sueño, hasta incluso un poco del dinero ahorrado...


    Ojalá podamos nosotros estar lo suficientemente atentos y dispuestos a sacrificarnos incondicionalmente por otros..

    Interesantes líneas...
    Gracias por "pasear por la lluvia"...

    Atte
    Staywithme..

    ResponderEliminar
  13. Vivir, sentir, soñar, buscar nuevos horizonte... Crecer... todo todo es sacrfico... pero sabemos bienn que despues del sacrificio llega el placer, y si lo hacemos con energia positiva mejor aún... un abrazo amigo!

    ResponderEliminar