jueves, 3 de diciembre de 2009

LO PROHIBIDO ES TENTADOR


La puerta había permanecido durante décadas cerrada, cuando una mañana a la salida del como si nada el hechizo se rompió y se abrió.
Donde la gente al pasar duda si o no entrar, había permanecido tanto tiempo así, que la gente desconfianza que podía a ver del otro lado.
Aunque Maribel la hija el almacenero del pueblo, todas las tarde iba y se sentaba como un indio durante horas, para contemplar la puerta e imaginar que podía suceder del otro lado.
Pero un día esclava de su curiosidad, miro a su alrededor y al no ver a nadie se dijo así misma.
-Lo prohibido es tentador
Y adentro en ese mundo lejos de algunos idiotas que quieren domar las fierras.
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

8 comentarios:

  1. Excelente el relato que nos acercas lleno de reflexión.
    Gracias por comaprtir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Y tanto que es tentador e incitante....... Me ha gustado mucho el post y, cómo no, la imagen.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, no hay nada más tentador. El fruto sabe más dulce y el misterio es algo dificil de resistir.

    Un beso!!

    (Preciosa imagen)

    ResponderEliminar
  4. No hay nada que tiente mas que una prohibicion. Tan solo la palabra "Prohibido" ya es excitante, insinuante, abrumadora.
    Y a mi, me encanta romper las normas, asi que, lo prohibido me vuelve loca.
    Maravilloso relato.
    Mil besitos!!!

    ResponderEliminar
  5. Genial. Siempre lo prohibido nos parece tentador... yo hubiera traspasado la puerta apenas se abrió, no puedo con mi genio, jaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Definitivamente la palabra prohibido es puerta abierta a realizar lo no permitido.

    Que mayor aventura que adentrarse en lo prohibido ¿o no?

    Buen relato nos has dejado.

    Un abrazo

    Gaspar

    ResponderEliminar
  7. Lo prohibido tienta... es el riesgo el que seduce.

    un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  8. No hay dudas de que lo prohibido es tentador. Como esa chica hay muchos que tomamos la determinación de probar lo que no conocemos por los límites.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar