miércoles, 10 de febrero de 2010

DESORDEN


Se abre la ventanade la habitación
Y por allí, entra una fuerte ráfaga de viento
Toma fuerza
Se vuelve un huracán y comienza a desordenar todo.
Revoleando las cosa de un lado a otro.
Cuando, así como todo empieza, todo termina.
La joven mira el caos, sin poder hacer nada.
Por que su mente esta así de igual
Desordenada.
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

7 comentarios:

  1. Si...o asustada o confundida por otros pensamientos que surgen del caos, desconcertada o simplemente, esa ràfaga la hace comprender que el orden es relativo,ya que cualquier cosa imprevista puede transformarlo todo...Besos "Mujer rebelde".

    ResponderEliminar
  2. Forbidden de nuevo en tú casa, regreso lentamente pero regreso. A veces ocurre bien sabes que a mi me ocurrio pero de tú mano y de algunas otros amigos he vuelto a mi desordenado orden,sin saber que hacer pero hago y sigo, y escuchaste mi grito y ahora en silencio te digo desde mi alma gracias, gracias por darme tu mano, tu confianza, tu luz. A veces es necesario que lleguen huracanes que lo desordenen todo, porque te obligan a revisarte, y a crear un nuevo orden.
    Me gustaría que pasaras por casa alli en algún lado te encontraras , un abrazo agradecido y eterno mi eterno Poeta

    ResponderEliminar
  3. Cuanta identificaciòn sentì al leer hoy tus palabras!!

    P.D.:Justamente anoche,mientras el viento me traspasaba y desordenaba mi espacio,me quedè espectante...

    BESITOS Y DESVELOS

    ResponderEliminar
  4. No me espies!!!!!!!!!!! solo acabo de mudarme, ya ordenarè todo :)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Despues de un soplo de tempestad llegará otro de calma, esperemos el momento para ordenar nuestro lugar.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Los huracanes de la mente son los que nos llevan al caos, pero de ellos aprendemos a salir, lentamente, y nos volvemos a acomodar para seguir viviendo...La vida es eso...
    Un beso
    Adriana

    ResponderEliminar
  7. No es para menos, ante tanto horror....

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar