lunes, 22 de marzo de 2010

DEPRESION


Depresion.
Un huésped que llega
Sin que nadie lo invite
Pero cuando lo hace, comienza a desconectar cada parte de nosotros
Ya no
Olemos los perfumes de la ciudad
Oímos los que las personas que nos rodean nos cuenta.
Vemos lo que pasa a nuestro alrededor
Tocamos a nuestro amor.
Y perdemos el gusto de los placeres.
Así, nos vamos
Enajenando de las cosas.
Porque nuestro cuerpo se vuelve mas y mas pesado
Sin dejarnos poder levantar de la cama
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

9 comentarios:

  1. pero no es nuestro caso verdad?...Nosotros somos almas armadas contra la depresiòn para ayudar a aquellos que se dejan cautivar por ella ...Besos "Mujer rebelde".

    ResponderEliminar
  2. Nadie está blindado completamente contra los dardos de la depresión, teniendo en cuenta eso si, que una vez que esos dardos nos han impactado, el peor enemigo que podriamos enfrentar es la desidia, la falta de ganas por combatirla.

    Aun cuando estoy en plena exploración de tu sitio, lo que he visto me ha gustado. No será la última vez que te visite.

    Suerte.

    ResponderEliminar
  3. La depresiòn,nos mantiene encerrados patèticamente en nosotros mismos...

    P.D.:Y muchas veces pulverizamos hasta las palabras de aliento!!

    BESITOS UP =)

    ResponderEliminar
  4. Es tan puta la depresión que a veces nos hace creer que no pasa nada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ...por suerte algunas cosas la incomodan al menos y le quitan por algunos segundos su reinado... loa abrazos, las caricias, algunos besos, las sonrisas de las personas que amamos... las canciones, los escritos, los sueños que ella no nos permite soñar despiertos ... =)

    ResponderEliminar
  6. Quien la conoce le teme.
    Profundo tu escrito.
    Un besito

    ResponderEliminar