jueves, 8 de abril de 2010

LAS GARRAS DEL OLVIDO


Qué hacer?

Cuando el deseo, nos invade.
Ocupa cada espacio de nuestro interior y comienza a tomar fuerza.
Nos obstruye la garganta sin dejarnos respirar o liberarnos de esa sensación
Que nos podemos saciar.
Y nos vuelve bestias enjauladas
Porque nuestra presa está lejos.
Será, que debemos apagar la luz.
Cerrar los ojos y tener contacto con nosotros mismos.
Tal vez sirva, para hacer mas fácil la espera o termine de soltar a la bestia.
El titulo de este texto es fruto de la sensacion que mi amiga Maria Laura tuvo al leerlo.
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

10 comentarios:

  1. No creo que seamos bestias jajaja pero sì, somos humanos tenemos deseos y cada uno encontrarà la forma de saciarlos y siempre que no dañe a terceros, hay que hacer uso de la libertad de elecciòn.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hay que cerrar los ojos bien apretaditos, para descubrir la vida en todo su esplendor.
    besos mil!!

    ResponderEliminar
  3. ...Chocolates?...beso "Mujer rebelde".

    ResponderEliminar
  4. "Hasta que el destino los encuentre"...cada uno reaccionará como pueda!!...
    No siempre se hace lo que se desea, ni siempre se tiene lo que se quiere...
    Un beso
    adriana

    ResponderEliminar
  5. Una ducha con agua helada
    date en la mañanita
    otro al mediodia y en la noche
    un mate de no me olvides
    y gargaras de genciana
    y veras angelito mio
    que tus ansias acaloradas
    se las lleva el sueño

    ResponderEliminar
  6. La distancia ayuda a diferenciar...a saber elegir...a encontrar en nuestro interior el verdadero sentido de cariño o amistad.

    Un abrazo desde mi Galicia.

    ResponderEliminar
  7. La vida es deseo, quiero decir: experimentar el ser, claro, siempre y cuando no nos destruyan los deseos abrumadores ¿no? Te mando un abrazo y te deseo un buen fin de semana, Roger

    ResponderEliminar
  8. Una duchita de agua fría, amigo.

    Perdona mi tardanza en venir a tu casa, estoy con gripe desde hace ya unos días y estoy hecha polvo.
    Un beso sin virus

    ResponderEliminar
  9. Sin esa sensaciòn de deseo,la vida misma no significa nada!!!

    P.D.:Siempre que podamos,saciarlo serà lo màs beneficioso... ;)

    BESITOS ATRAPADOS

    ResponderEliminar
  10. Somos presas del deseo, en la carne ella nos desgarra.

    Un abrazo venezolano, amigo.

    ResponderEliminar