sábado, 10 de abril de 2010

MONOLOGO INTERIOR


Aburrido en mi casa, me puse a buscar entre todas las películas que tengo alguna para ver, pero ninguna me terminaba de inspirar, así que decidí ir en busca de algunas nuevas.
De ida me llevo mi madre, pero a la vuelta volví caminando por que caminar por el barrio tiene un sabor especial.

Caminaba en silencio
Pateando piedritas al borde de la vereda
Subía a la vereda, pisaba hojitas caídas de los arboles.
Pero no solo eso.
De más joven, caminar solo no me disgustaba
Pero el camino de me hacia largo.
Ahora todo era diferente

Desde que había descubierto el hablar con uno mismo.
Con el ser interior que vive dentro nuestro.
Es así que desde que puedo mantener un monologo interior.
Me siento acompañado.
Pido disculpas si ofendi a alguien con mi post del dia de ayer
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

13 comentarios:

  1. LO que si nunca es ponerte a discutir. El otro dia vi a un raro que estaba discutiendo acaloradamente a tal punto que el energumeno comenzo a patear la pared mientras lo insultaba y el otro no se quedo atras y le comenzo a decir, vieras las cosas que tuve que escuchar por ir por la calle caminando.

    ResponderEliminar
  2. Si, eso es algo que mucha gente deberia hacer, hablar con su interior, y asi verian la vida de otra manera y nunca se encontrarian solos.
    Yo lo suelo hacer mucho pues me encanta la soledad, sera porque en mi trabajo trato con muchas personas al cabo del dia... no lo se pero recargo pilas cuando estoy sola.

    Que tengas un lindo dia... y para que eso asi sea, te mando magicooosss... abrazooosss....

    ResponderEliminar
  3. Yo ahora tengo muchos ratos de soledad. hablo mucho conmigo misma. Mis monólogos son increíbles...como para escribir un libro...Todo es bueno, todo hace falta...Desde aquí comparto...gracias por estar ahí. Un abrazo.
    MARI CARMEN.

    ResponderEliminar
  4. me encantaron tus palbras del dia, Sigue asi me gusta mucho.
    Por cierto, el del cigarro a tu lado pudiera ser yo, no me has ofendido, es verdad no te arastraré a mi suicidio. un saludo.

    www.falsario.org

    ResponderEliminar
  5. A veces alcanzar la soledad requiere esfuerzos especiales, los monólogos interiores son otra forma de soledad... menos callada.
    Está bien recapacitar.
    Respecto a lo de ayer... si hubieses ofendido a alguien, has demostrado tener más consideración de la que hubiera tenido ese alguién, al haber provocado el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que a veces a mi me da miedo hablar conmigo mismo, por eso llevo a mano siempre el mp3, por las dudas. De todas formas es fascinante el monólogo interior.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Forbidden, primero fuì a leer el post de ayer, no lo recordaba pero no se me ocurre que por tu forma de expresarte puedas ofender a nadie...
    A mi los soliloquios me ayudan, es una forma de buscar reflexiones, alternativas a situaciones, que se yo, se me hizo costumbre y lo disfruto.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tu entrada de hoy me hace reflexionar como la mayoría de ellas, una reflexión profunda.
    Expresas tanto en tan breves líneas, es genial.

    Hablo mucho durante todo el día en mi trabajo por lo que en mi intimidad me gusta tener esos monólogos de los que hablas. Me ayudan a rectificar en algunos temas.

    Con respecto a la entrada de ayer no me ofendiste, espero no haberlo hecho yo. En tu blog me expreso con naturalidad, quiero pensar que puedo permitírmelo; lo hago con las personas que pienso son especiales para mí. Si te molestó mi comentario hazmelo saber, es que no entiendo el comentario de Sir Bran, espero que no lo diga por mí.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Has ofendido a alguien¿?...naaaaaaa, podran decir cualquier cosa pero eso de vos jamàs!...En fin a veces mi querido amigo no siempre se comprenden bien las cosas o uno no està bien como para recibirlas ... Besos y yo suelo caminar mucho y nuestro diàlogo-el de ambas-, tiene mucho de companìa aunque por momentos parezca que soy un volcàn de impaciencia ,je..."Mujer rebelde".

    ResponderEliminar
  10. sabes?camino 4 o 5 kilometros diarios es una costumbre que llevo ya hace muchos años ,lo hago junto a mi esposo pero a veces lo hago sola y tambien lo disfruto mucho ,cariños

    ResponderEliminar
  11. La soledad por elección es fantástica!
    Y si al elegirla, nos atrevemos a hablar con nosotros mismos y no nos mentimos...es espectacular!!
    Excelente entrada!!!
    Un beso y otra vez gracias por SOSTENERME!!!!
    Adriana

    ResponderEliminar
  12. La soledad no siempre es como la pintan. A veces es bueno que ella nos visite.

    Saludos venezolanos, amigo.

    ResponderEliminar