martes, 29 de junio de 2010

ARCO IRIS DE AZUCAR


Una canasta en el centro de la mesa

El naranjas, manzanas, limones, ciruelas, uvas pierden su color.
Estos vagan por la calle, cuando sin querer se cruzan con un charco de agua estancada en el cordón de la verada, se funde con el.
El sol, evapora el agua y los colores suben hasta el cielo, desde allá nos miran y se transforman en una nube, que viaja como una ave migratoria.
Pasan por un cañaveral, pero es tan liviana que empieza a descender.
Con el mínimo contacto, nuevamente se funden con el azúcar.
Este viaja en camión, hasta una fábrica.

Luego de pasar por decenas de maquinas.
Zaz llega hasta nuestras manos.
Para sin darnos cuenta saborear el arcoíris.
Y su magia.

Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

1 comentario:

  1. Yo también quiero saborear el arco iris, y si se puede, también la magia ;)
    Besos^^

    ResponderEliminar