miércoles, 30 de junio de 2010

HUESOS DE CRISTAL


El sol se esconde, la luna sale a jugar

La noche fría.
Entumece lo huesos, los vuelve de cristal
Y con temor uno camina.
Como sintiéndose que en cualquier momento.

El ladrido de perro, será tan agudo.

Su onda expansiva viajara
Llegara hasta compartir el tiempo-espacio.
Quebrándolo.
Como estalactita al chocar contra el piso.

Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio

4 comentarios:

  1. Hola Forbidden, que sentimiento de fragilidad me has trasmitido con este poema, un beso violeta,
    Maribel

    ResponderEliminar
  2. El frìo cuando esta en compañìa de la humedad lo torna todo fràgil... :/

    P.D.:Me ha pasado estos ùltimos dìas en que mi andar se volviò màs precavido...

    BESITOS TRANSITABLES :)

    ResponderEliminar
  3. ... que particular forma tienes de ver las cosas. Me agrada tu vision (aunque tantos blogs me confunden un pokito)<3

    ResponderEliminar
  4. Prefiero no encontrar ningun perro en mi camino, por si salgo a caminar esta noche...solo por si acaso.. un saludo!!

    ResponderEliminar