miércoles, 14 de julio de 2010

CAJITAS COLORIDAS



La mano cobro vida fue hasta la corteza del cráneo de él y como si fuera una puerta la abrió, los ojos escalaron por la nariz, la frente y asomaron para ver.

Coloridas cajitas donde guardar recuerdos de elefantes en monopatín, dagas haciendo malabares con personas, el fuego de Prometeo corriendo a un payaso y una carpa de circo que al mínimo contacto con un alfiler se pierde en el piso como un castillo de naipes por un fuerte soplido.

Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

1 comentario:

  1. Que casualidad!!!!

    Siempre fui de pensar que dentro de la cabeza tenemos como pequeños archivos donde colocar instantes de la vida...

    P.D.:El problemòn es cuando etiquetamos mal!!
    jajajajajajaja

    BESITOS DULCES ;-)

    ResponderEliminar