martes, 10 de agosto de 2010

ALAS QUE NOS SOSTIENEN


Correr y correr sin parar llegar a la punta de la montaña y saltar, rezando que las alas que estaban ahí escondidas para que la sociedad no descubra tu verdadero ser.

Se abran.


Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario