jueves, 5 de agosto de 2010

DESAMOR


EL DESAMOR péndula sobre nuestras cabezas como un filosa guadaña por eso tengamos el valor de servir a ese amor hasta el final y cuando nuestra cabeza recuerde aceptar el adiós por que decir adiós es crecer.

Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

2 comentarios:

  1. Certera sabiduría: Decir adiós es crecer.

    Un abrazo, monique.

    ResponderEliminar
  2. Cuando pienso en lo doloroso que es sentir desamor,me viene a la mente automàticamente que si bien nadie tiene dominio sobre el amor,al final es el amor quien domina todas nuestras cosas...

    BESITO Y MUY BUEN FIN DE SEMANA :)

    ResponderEliminar