viernes, 6 de agosto de 2010

EN CADA GOLPE.


El corazón late y en cada golpe marca una letra como si fuera una máquina de escribir, donde luego como pulsos eléctricos al igual que un telégrafo lleva a nuestras manos y estas con pluma en mano al papel para cerrar el ciclo llegando a donde todo empezó el corazón de quien lo lea.


Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

2 comentarios:

  1. Qué sutileza en tus letras siempre.
    Cómo transmites en tanta brevedad!!
    Mis felicitaciones, amigo, y mi cariño.

    ResponderEliminar