domingo, 12 de septiembre de 2010

MENSAJE EN SANGRE


Era una noche estrellada, cuando Mariana se despertó de una larga siesta, se levanto y camino hasta el living comedor, una vez allí, fue hasta la biblioteca y de allí, tomo un libro de microbiología, ya con el libro en su mano, retorno hacia la habitación.
Había llegado al capítulo numero 3, cuando de repente se sobresalto al escuchar el teléfono, a lo que rápidamente atendió.
-Hola-Marian, soy Romina dijo del otro lado, una joven mujer.-Hey, como estas? Dijo y pregunto Mariana
-Bien, haciendo las valijas, para irme de vacaciones junto con mis padres contesto Romina, con un deje de alegría en su voz.
-Uh que bueno, yo me merecería una buenas y agradables vacaciones, pero bueno no mi momento, tengo que prepararme para el final de microbiología dijo Mariana contenta por su amiga y a su vez triste por ella.
-Uh perdón, no sabia dijo Romina, disculpándose.-No pasa nada, no sabia y a que se debe tu llamado, me muero de la curiosidad? Dijo y pregunto Mariana.
-Primero para saber cómo anda mi mejor amiga y segundo te quería pedir, si podría venir a cuidar la casa durante este fin de semana dijo Romina, respondiendo a la pregunta de su amiga.
-Si, no hay problema, pero pensé que se iban más tiempo respondió Mariana, a la petición de Romina
-Yo también, pensé que no íbamos mas, pero mi papa tiene que entregar uno planos agrego Romina.
-Ah listo, a qué hora se van? Pregunto Mariana.
-A las 6.00am respondió Romina.
-Ah listo, a esa hora estoy ahí, así me dan las llaves dijo Mariana amablemente.
-Buenísimo, gracias amiga, nos vemos mañana, un besote dijo Romina.
-Dale, otro para vos dijo Mariana, cuando colgó.Eran las 5.00am, cuando Mariana se despertó, fue hasta el baño, se dio un ducha, bajo hasta la cocina donde la esperaba un delicioso desayuno (hecho por su madre), donde una vez que lo termino, subió a su viejo, pero querido Fiat 600.
Estaban cargando las últimas valijas, cuando ella llego, saludo a los padres de Romina y a su amiga, hablaron un poco, cuando el padre de Romina dijo que era hora de salir.
Cuando subieron al auto y salieron camino a uno dos días de descanso, Mariana se sentía rara, ahí en esa enorme casa vacía, pero bueno tenia la compañía de Benji (el perro de Romina).
Había pasado el día, Mariana, había nadado y tomado sol en el jardín, había leído y estudiado un poco y ahora se preparaba para hacer una sencilla pero un rica comida.
Comió mirando un poco de televisión, cuando cansada, fue hasta la habitación de Romina, se cambio la ropa, se acostó y con una luz tenue, se puso a leer a un libro (que leían de adolescentes), cuando sin esfuerzo alguno se quedo dormida.
Dormía, cuando un sonido ahogado la despertó y la oscuridad chasqueo los dedos, cuando benji se acerco y le lamio la mano (como cuando se quedaban solas y tenían miedo de algo) y se volvió a dormir, aunque por el mas ínfimo ruido, ella se despertaba, chasqueaba los dedos y el perro le lamia la mano, hasta que finalmente se durmió.
Los jilgueros, con los primeros calorcitos de la mañana, comenzaron a cantar, cuando Mariana, se despertó y chasqueo los dedos por costumbre, pero benji, no se acerco, con una sensación rara, abrió los ojos y observando el que canino no se encontraba en la habitación, pero no le dio importancia (ya que seguramente había bajado a comer) y se levanto.
De pie, camino hasta el baño para asearse el rostro, cuando al abrir la puerta del mismo, dejo escapar un grito ahogado, al ver a beijin desangrado en la bañera y al leer en el espejo, escrito con sangre.
LOS HUMANOS TAMBIEN SABEMOS LAMER LAS MANOS
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

4 comentarios:

  1. Escalofriante y sugerente tu relato...
    No hay duda de que la amistad está por encima de la vida y la muerte,pero la comunicación no tiene porqué ser tan sorprendente...!
    En fín,nos haces pensar y estar al tanto...
    Mi felicitación y mi abrazo,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. El final te deja con una sensación de desasosiego e incertidumbre. Muy bueno para reflexionar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me duele que al final de estos relatos, los animales acaben siendo sacrificados para darle mas dramatismo. Como gran amante de los perros, me duele su muerte, aunque sea en la ficción,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un final que sobrecoge.
    Buen relato. Saludos!!

    ResponderEliminar