viernes, 1 de octubre de 2010

LIVIATH


Una vez que Ambrose termino de hablar con Artax, lo ensillo y salio al encuentro de Lizbeth y Sheela, la cual al verlo acercarse le grito –Haber quien llega mas
rápido hacia Liviath el bosque encantado, dicho eso ambos salieron al galope, recorrieron gran parte del bosque, hasta que llegaron Lith Lake “lago de los Cerezos” y desmontaron para descansar y charlar un rato

-Y primita que me decís de Artax?
-Nada mal, pero no hay nadie que pueda contra Sheela, respondió arrogantemente Lizbeth
-Pura suerte lo llamo yo dijo Ambrose, enfurecido por haber perdido
-Yo lo llamaría, pura sangre dijo Lizbeth, enojando mas a Ambrose
-Bueno debo reconocerlo dijo Ambrose, de mala gana
-Primo tampoco es para tanto, es un simple carrera, no hay por que exagerar dijo Lizbeth tratando de tranquilizar al pobre Ambrose
-Ya, dejemos estas niñerías de lado, cuéntame de ti dijo mas tranquilo Ambrose
-Que te puedo contar, como le dicho a tu madre, estoy de asistente para el veterinario del rey, no me gusta mucho, pero es con lo único que puedo ayudar a mi madre dijo Lizbeth
-Te entiendo primita, como sabrás yo me revele de la orden de alquimista del rey, es un tirano, solo quiere Amestris para el, cuando sabe que subsiste gracias a los pueblos que la conforman dijo Ambrose con una voz imponente
-Tienes razón primo y valoro mucho tu coraje, es sorprendente que puedas elegir y ayudar al pueblo dijo Lizbeth con una sublime admiración
-Es verdad, pero esa decisión que tome, llevo a que el rey me persiga, me limite los accesos a los otros pueblos, mas allá de que no sabe que tengo amigos importantes en los pueblos y que cuento con el apoyo de las criaturas que reinan este bosque dijo Ambrose, firmemente
-Es maravilloso escucharte hablar así primo, lastima tu hermano dijo Lizbeth pasando de la alegria a la tristeza
-Si, mi hermano no supo escucharme, el muy terco decidió unirse a las legiones del rey, por ambición, pero no una ambición que ayude al pueblo, sino por una ambición propia dijo Ambrose, enfurecido
-Si, eh escuchado los rumores que circulan dijo Lizbeth, con rostro de apenada por su primo Ambrose
-Bueno primita, hablemos de cosas lindas dijo Ambrose, para apaciguar las aguas
-Si tienes mucha razón, debe ser hermoso, caminar por estos vos bosques, entre todas las criaturas dijo Lizbeth, con deje de fascinación
-Es muy lindo, ven montemos que te llevare a algunos lugares dijo Ambrose, cuando en el rostro de Lizbeth se dibujo una bella sonrisa

Montaron y fueron recorriendo, primero la llevo a ver lo ruiseñores que anidaban en los frondosos cipreses, en los cuales también se podía ver, algún que otro pájaro carpintero, luego siguieron hacia el centro del bosque donde pudieron avistar una pequeña manada de centauros y desde ahí recorrieron 2 kilómetros hacia el sur donde pudieron ver el pueblo Elfo ( reyes de todo el bosque, en el cual vive Chetza, la dama de la flor lunar, hija del rey, la mujer mas hermosa de todo el reino de Amestris, según Ambrose, con la cual soñaba alguna noche encontrarla en el lago y poderle expresar sus sentimientos ) cuando Ambrose olfateo el aire, percibiendo que se aproximaba un fuerte tormenta, el momento que Ambrose dijo

Continuara....
Hasta que el destino nos encuentre, viajeros del tiempo y del espacio.

1 comentario:

  1. Y deseando que continue...me quedé con ganas de más.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar