lunes, 11 de abril de 2011

DON JERONIMO Y SU BARBA

Hacia mucho tiempo que Don Jeronimo no se levantaba de buen humor, cuando esa mañana de otoño lo hizo, luego de soñar con una antigua preceptora del secundario diciendole

“ Mastroiani si para mañana no se afeita no entra en la escuela”

Camino hasta el baño y mirandose al espejo esboso una sonrisa picara y apartir de ese dia su barba comenzo a crecer.

Paso una semana, paso un mes, paso el otoño y nada, ella seguia creciendo.

Llego el invierno y de refugio para el frio le sirvio, en el barrio apostaban que al llegar la primevara no guantaria mas y se la cortaria, pero no paso.

Una tarde de camino a la verduleria de Don Manuel, Don Jeronimo fatigado por el peso de la barba se sento en la plaza principal, fue tal el cansancio que se quedo dormido y aprovechando el momento Don Roque el peluquero habil y agilmente se la fue cortando.

Al despertarse y darse cuenta que su barba ya no existia, se enfucio tanto que tomo cada pedazo de pelo, los planto alrededor de su casa y tarde a tarde los rego con agua de lluvia.

Y asi el viejo Jeronimo se escondio en un inmenso bosque.


HASTA QUE EL DESTINO NOS ENCUENTRE, VIAJEROS DEL TIEMPO Y DEL ESPACIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario