viernes, 9 de agosto de 2013

CLARITA


 
Como cada miércoles el se tomaba los dos colectivos e iba a la casa de su novia, pero este se encontraba muy cansado, tan asi que al bajar del último colectivo desde la parada hasta la casa de su novia sintió como iba arrastrando su alma, toco timbre y su novia salió abrirle, le dio un beso para distenderse y saber que hoy no se iban a extrañar.

Tomaron unos mates como de costumbre y partieron para la casa de sus amigos, que luego de tocar el timbre, una sonrisa llena de luz y alegría los recibió.

Porque así es Clarita un pequeña niña con sus ojos turquesas como el mar y verde césped combinados, pelo naranjado atardecer de primavera, simpatía y ganas de jugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario