lunes, 21 de octubre de 2013

CON CARA DE NENE





De muy chico Filisberto había escuchado un historia sobre una montaña con rostro de nene, estaba soplando las velitas de su cumpleaños número veinte, cuando luego de lo que saludaran todos los presentes, subió corriendo a su habitación, abrió la ventana y por ella lanzado una mochila, tomo las sabanas de su cama, bajo por ellas y con la mochila acuestas se perdió en la noche.

Durante el día siguiente atravesó barrios campos vecinos hasta que llego al filo de la montaña al caer la noche, durmió refugiado bajo unos arbustos hasta que en la mañana los intensos rayos de sol empezaron a molestarle.

Se estiro y empezó a trepar había pasado mucho tiempo cuando quedo impactado al encontrarse con una boca, siguió, luego se encontró con la nariz  hasta llegar a la cima.

Estaba ahí sentado cuando paso una nube y sobre ella dos gatos que lo invitaron a su subir, este tenía miedo, pero luego de tanta insistencia, salto y al descender vio la cara del niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario