miércoles, 27 de noviembre de 2013

NO EXISTES




Era una tarde de domingo, cuando la cito en la plaza Las Heras para hablar, aunque a lo pocos minutos de sentarse uno frente al otro, con una voz que se quebraba con el aire le empezó a decir que sentía muchas cosas, pero que él no podía seguir, ella helada y con el corazón en la mano se quedo ahí, mientras él se iba caminando hasta desparecer.

10 días habían pasado desde ese fatídico domingo, cuando un miércoles lluvioso y hasta casi tormento, el miraba la pila de papeles sobre su escritorio en esa oficina de 5 x 5 en la maldita universidad, maldita porque cada día se preguntaba cuando seria el momento de dar su último examen y tras largas horas de espera, le dirían están recibido y ahí sentiría caer esa pesada mochila, no porque el haber transitado esos pasillo haya sido un martirio, sino porque terminar su carrera, era la clave para escaparse de lo que le hacía mal o lo que no lo dejaba respirar.

Así que ese día cuando llego a su casa, se encerró en su habitación, acostándose en la cama y pensando una y otra vez en cada uno de los fantasmas, que no la dejaban regresar con ella.

A quien había amado, pero quien en ese instante por momentos se borraba de la mente, pero no se iba del todo, porque el corazón con garras se aferraba a la imagen de años vividos.

Después de esa noche en la que pensaba en que su cerebro iba morir y quedar flotando en el limbo, lo único que pudo hacer fue tomar el teléfono, llamarla decirle.

-Vámonos ya, lejos, que nuestros pasos marquen el camino, porque lo conocíamos ya no existe.

BASADO EN: No existes de Soda Stereo ( Signos 1986)

No hay comentarios:

Publicar un comentario