lunes, 28 de octubre de 2013

AL BAJAR LA MAREA



Elisa cocinaba algo caliente y sustancioso para almorzar, mientras su marido Isamel en el frio exterior cortaba la leña para reavivir el hogar, estaban cada uno en sus quehaceres cuando Isamel escucho el triste sonido de una ballena con lo que salió corriendo y al verlo por la venana, Elisa se puso una gruesa campera y salió tras el.

Llegaron a la playa sur y se encontraron una ballena atascada que con fuerte movimientos trataba de volver al océano, ellos trataron de ayudarla, pero imposible, asi que volvieron al pueblo y se separándose por distintos caminos, golpearon la puerta de cada uno de sus vecino contándoles y pidiéndoles ayuda.

Al terminar la tarde eran una veinte personas ayudando, pero fue en vano, ya sin fuerzas cada uno con el alma acuestas volvió a su casa, solos dos adolescentes se quedaron sentados mirando al gigante mamífero como luchaba por su vida.

El agua de la marea que habia subido los despertó y al abrir los ojos, la ballena ya no estaba.

lunes, 21 de octubre de 2013

CON CARA DE NENE





De muy chico Filisberto había escuchado un historia sobre una montaña con rostro de nene, estaba soplando las velitas de su cumpleaños número veinte, cuando luego de lo que saludaran todos los presentes, subió corriendo a su habitación, abrió la ventana y por ella lanzado una mochila, tomo las sabanas de su cama, bajo por ellas y con la mochila acuestas se perdió en la noche.

Durante el día siguiente atravesó barrios campos vecinos hasta que llego al filo de la montaña al caer la noche, durmió refugiado bajo unos arbustos hasta que en la mañana los intensos rayos de sol empezaron a molestarle.

Se estiro y empezó a trepar había pasado mucho tiempo cuando quedo impactado al encontrarse con una boca, siguió, luego se encontró con la nariz  hasta llegar a la cima.

Estaba ahí sentado cuando paso una nube y sobre ella dos gatos que lo invitaron a su subir, este tenía miedo, pero luego de tanta insistencia, salto y al descender vio la cara del niño.

miércoles, 16 de octubre de 2013

LOS TITERES EN LA CABEZA



Un año duro el duelo por la muerte de su padre, cuando un día Madeleine dejo de llorar y en ese momento se dio cuenta que el legado de su padre no debía desaparecer, así que tomo una hoja empezó a anotar todo lo necesario para construir aquellos títeres que siempre la llenaron de felicidad a ella como a los chicos del barrios.

Días enteros se pasó en su habitación cortando, armando, cosiendo hasta que finalmente término y apartir de ese entonces cada tarde cuando llegaba de su trabajo, tomaba sus títeres y llevándolos de viaje sobre su cabeza.

Iba a alguna plaza y desplegaba una historia para los niños presentes.


lunes, 14 de octubre de 2013

ESCAPARSE DE LA REALIDAD.



Josefina con tan solo trece año sabía que era muy frágil contra todo lo que pasaba a su alrededor, por eso cuando sonaba el timbre indicando el recreo, se quedaba sola en el aula haciendo la tarea que el profesor haya dado y si este no dejaba ningún deber, se quedaba allí en silencio deambulando en sus pensamientos.

Al llegar a su casa saludaba a su madre quien la recibía con un beso frio y libre de sentimientos, así que almorzaba rápido como quien no comió por días y corría a su habitación, se ponía los auriculares para refugiarse en la tranquilidad de la música clásica llevándola a la mismo campo de siempre donde el único árbol en el que con un pedazo de soga y una caja de frutas construyo una hamaca en la se balancea mientras lee un libro.


viernes, 4 de octubre de 2013

SACATE LA MIERDA



La primera vez que se despertó en medio de la noche con la cena servida y el aun no habia llegado no dijo nada, pero noche a noche lo mismo, cenar sola y frente a la queja matutina la misma respuesta –Me quede trabajando en la oficina.

No fue dos días ni tres ni una semana, fue un mes y cuando eso ya no era, era que llegara cansado o histérico por la gran torre de expedientes que se construían en el juzgado.

Lo laboral se metió en la pareja y la quebró, ella sin encontrar la luz al final del túnel, una noche, agarro un cuaderno y se puso a escribir, a sacar todo lo que venía acumulando.

El punto final quedo marcado, tomo el bolso que había preparo en la tarde y se fue.


miércoles, 2 de octubre de 2013

BIENVENIDOS AL TREN

En las horas que todos duermen, por alguna razón invisible Andrés se despertaba y como no podía conciliar el sueño, se vestía, tomaba sus lápices y se iba a dibujar a la estación, mientras miraba como llegaban los trenes y los pasajeros que estos traían.
Estaba sentado ahí cuando la joven dama que estaba sentada junto a él, miro el reloj su reloj y dijo en voz alta -Son las o
nce y media, tres horas esperando y no llega.

-Tal vez le paso algo? dijo Andrés metiéndose en la conversación, sabiendo que le podían responder y vos que te metes.

-Si seguro le paso algo, lo de siempre, dejarme plantada, la semana pasada fue un bar, hoy el tren mañana quien sabrá dijo la joven dama, cuando se escucho un fuerte bocina.

-El último tren del dia se acerca dijo Andrés, se levanto junto con sus cosas, se puso frente a la joven dama y le extendió su mano, ella dulcemente la agarro y se levanto, el tren llego y ambos subieron, se sentaron y hablaron dos estaciones sobre la vida de él y tres estaciones sobre la de ella, bajaron y se perdieron en la sombra de la noche.