miércoles, 1 de enero de 2014

ASESINAME




Estaba en la cocina picando unas cebollas para la cena, cuando escucho que la puerta de entrada dio un fuerte golpe, ahí su mano apretó fuertemente el mango de la cuchilla perdiendo la voluntad sobre la misma y mientras escuchaba los pasos de su marido acercándose llevo la  cuchilla hasta el cuello, al verlo llegar tambaleándose, sintió el miedo, el frio del metal sobre su cuello que terminaría con todo de una vez.

Pero una vez más las imagen de sus hijos vino a su mente, abriendo su mano y dejando caer la única vía de escape que en la desesperación lograba encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario