jueves, 30 de enero de 2014

ESPERANDO LA HUIDA



Sin saber quiénes eran la persona que los puso en aquella repisa, los robots Nokix y Cabibli en silencio, sin pestañar, ni mover sus antenitas pensaban como abordar su cohete y volver a su tierra muy lejana.

Una noche sintieron un fuerte golpe contra pared que sostenía el estante, luego sintieron otro golpe y luego otro, hasta que empezaron a creer que era el momento que el estante se caería pero eso nunca paso.

Pero ellos seguirían pensando en un plan, que les devolviera la libertad.








FOTO PERTENECIENTES A VIRGINIA UCAR

1 comentario:

  1. Las fantasías nacen de seres inanimados, a veces, figuras que nos despiertan la imaginación, y por ellas decimos..

    ResponderEliminar