lunes, 17 de febrero de 2014

EN LA OSCURIDAD



Hacía tiempo que quería tener un mascota, perro o gato, daba igual, tan solo quería un compañero,  no sentirse sola al abrir la puerta de su departamento al llegar del trabajo, alguien a quien cuidar y darle un techo, pero había algo que se lo impedía y no podía hacer nada porque era una de las reglas del edificio.


PROHIBIDO TENER ANIMALES DE CUALQUIER ESPECIE.


Ese mismo día en el que sentía esa gran necesidad, se lo conto a un amigo, quien para ella es el AS del marcado, así que salir de su trabajo lo vio y este le regalo un cuaderno grande, donde había dibujado a un perro y un gato, eran serios, pero no desleales o al menos eso creyó.


Le agradeció a su amigo con fuerte abrazo y se fue a su casa, al llegar los puso sobre una mesa, esa primera noche no paso nada, pero al día siguiente cuando volvió del trabajo, escucho a un perro y gato transitar por el departamento, en reales, corrían en la oscuridad, pero al prenderse las luces, se volvieron papel.


FOTO PERTENECIENTE A VERONICA MARIANI


4 comentarios:

  1. muy lindo el dibujo... me gustan ambos animales, una pena que no puedas...

    ResponderEliminar
  2. Pues qué pena, yo preferiría que fueran de verdad cuando yo estuviera en casa y de papel cuando estoy ausente, para poder disfrutarlos sin que los vecinos protestaran mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado la idea de tu relato, también el dibujo.
    Saludos, Forbbiden.

    m.

    ResponderEliminar
  4. Forbidden; se me trastornaron las consonantes, :)

    ResponderEliminar