jueves, 13 de marzo de 2014

CAMPANA MAGICA

Cada tarde Jerónimo miraba una maceta de su madre, esperando que alguna flor saliera, pero eso nunca más pasaba, porque la regara cada día.

Como cada día en el colegio, cada vez que termina el día, alguno de los alumnos de primaria toca la campana y ese día le había tocado a Jerónimo, camino cantando como siempre hasta su casa y al llegar cuando vio la que había una pequeña flor en la maceta de su mama, la cara de asombro fue tal que no se la pudieron borrar por varios días.

Al día siguiente le conto a su señorita la historia de que al tocar la campana había nacido la flor y entonces necesitaba hacerlo todos los días para poder llevar el mundo de flores, la maestra dijo ya veré que hago y al contarle a la señora directora, se dijeron que niño adorable y aunque como adultos creyeron que era una fantasía de niños, le explicaron que cada niño debía tocar la campana, pero que a cambio le regalaban una pequeña campanita.

Y desde ese día Jerónimo fue por la vida sembrando las calles de flores.


FOTO PERTENECIENTE A VICKY FERNANDEZ


1 comentario:

  1. Pues muy bien por Jerónimo. Hay que creer en la magia. Un besote!!!

    ResponderEliminar