viernes, 14 de marzo de 2014

FLORECIENTE DIA

Desde que aprendió a caminar por el jardín de su abuela materna, para luego empezar a disfrutar de los colores, aromas y sensaciones.

Así que cada domingo al despertarse sabiendo que ese día era el día de descanso de sus padres, ibas hasta la habitación de ellos y empezaba a tirar de las sabanas hasta lograr despistarlos, para pedirle ir a almorzar a lo de su abuela.

Muchas veces no lograba su cometido, pero cuando ganaba la batalla, sabía que le esperaría una tarde viendo a su abuela arreglar el jardín y aprender algo tan maravilloso como es el cuidar las flores y plantas.

El tiempo paso su abuela viajo al camino de la eternidad y ella en su memoria, compro una planta, luego otra, después flores hasta crear un local donde las personas al entrar aunque no se lleven nada, se van con felicidad.


FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA


3 comentarios:

  1. Las plantas siempren son un placer poder disfrutarlas,gracias por tu visita,ahora te enlazo pues te había perdido.abrazos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada,Las plantas dan alegría.Un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
  3. !!Hola,Forbidden!

    Se llevan la felicidad que su abuela le transmitió,el amor por la belleza de las flores.

    Muchísimas gracias por tu visita y amabilidad en mi humilde espacio.Muchos besos.

    ResponderEliminar