miércoles, 19 de marzo de 2014

POR LA VENTANA



Cada mañana al abrir la ventana de su habitación para que se renueve el aire se podía ver una cerca de madera hecha por su padre hace muchos años, un árbol y un poco mas allá la casa de su vecino, pero como la vida con el paso del tiempo de van cambiando, las cosas también y una tarde tristemente llegaron unos hombres que con pico y pala, desenterraron al árbol y apoyándose una parte cada uno su hombro, se lo llevaron lejos uno vaya a saber donde, pero ahí terminaba, sino que era el comienzo de una tristeza aun mas grande, porque pasada las horas de la noche, cuando salió el sol, vino un hombre con una gran máquina, que pedazo a pedazo se llevo toda la casa, el terreno paso de tener vida con historias a estar vacios hasta que pasaron diez días y el primer martillazo fue el comienzo de la construcción de un pequeño edificio de 3 pisos.

FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA

3 comentarios:

  1. que barbaridad. Tengo historias así también escritas en haiku.
    te invito a leerlos.

    http://blogdekarinrosenkranz.blogspot.com.es/2013/12/manana-de-septiembre.html

    besos

    ResponderEliminar
  2. No sabemos a veces cuántas historias destrozamos en aras del progreso. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. Forbidden, has escrito una fea realidad con palabras hermosas porque lo cuentas con sentimiento. Eso ocurre hoy día.Jardines, casas entrañables, con su historia familiar en las paredes, son derribadas para especular con el terreno, edificando pisos y pisos con un precio por las nubes.

    Me encantó tu relato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar