viernes, 18 de abril de 2014

DEL SUEÑO A LA REALIDAD



La tarde cálida y soleada invitaba a salir a caminar, caminaba por las calles de su pueblo, cuando vio una moto roja, las motos no eran de su agrado, porque de preferir dos ruedas, prefería una bicicleta y el color rojo tampoco era santo de su devoción, pero esa misma moto la había visto en sueños, por lo tanto se sentó a esperar a ver si terminaba tomando un café con una hermosa señorita. 













FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA



2 comentarios:

  1. Soñar es bonito, pero hay que creer lo justo en los sueños para no tener que enfrentarnos a grandes decepciones

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. !Hola,Forbi!

    A veces la realidad supera a los sueños.Soñar con algo bello esta bien,apacigua el estrés,pero no hay que saltar demasiadas veces la linea que separa la realidad de la ficción,nos podemos quedar atrapados en ella.

    Muy bonito el relato.Muchos besitos y feliz Pascua.

    ResponderEliminar