lunes, 21 de abril de 2014

EL TRENCITO



Cada noche luego de algún cuento nuevo, Benjamín cerraba los ojos para ser el maquinista de ese tren que viaja atravez de las estrellas.
Y se sentía muy feliz, porque llevaba a quienes quisieran subirse a viajar por el cosmos, tan así que una vez viajando por la vía láctea, se encontró con una pequeña estrella, que quería llegar hasta el infinito donde las personas se enamoran.





FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA

4 comentarios:

  1. Que mejor lugar. Felices viajes
    Besos

    ResponderEliminar
  2. que dulce tu microcuento....
    sigo las huellas que amablemente me dejaste...

    un beso

    ResponderEliminar
  3. Me recordó al Principito.
    Tierno texto.

    ResponderEliminar
  4. Yo quiero subirme a ese tren!!! Un besote.

    ResponderEliminar