lunes, 14 de abril de 2014

MACARONES



La pequeña Natalie se despertó, fue hasta el baño, tomo su banquito para llegar a las canillas, se lavo la cara y fue hasta la cocina, allí estaba su madre lavando y secando todo lo del desayuno de sus hermanos mayores.

-Buenos días mami dijo la pequeña

-Buenos días, mi cielo respondió la madre y agrego -pero que te pasa? al notar una tristeza en la voz

-No sé, me levante así con pocas energías respondió inocentemente la pequeña

-Se peleo con algún hermano? el chico del gusta, no la mira? siguió preguntando, pero a la negativa de su hija, no pregunto mas y le dijo -Sentate, que en la alacena tengo un frasco una medicina para todo los males

Y luego de decir eso, tomo un frasco de la alacena y saco tres macarones, uno de chocolate para las peleas con hermanos, uno de frutilla para el mal de amores y uno de limón para tener un día soleado adentro de la panza.

FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA

4 comentarios:

  1. Creo que tomaría el de limón, pues es una niña pequeña y el de frutilla sería precoz. Yo, al menos he imaginado una nena pequeña.
    Tienes unos microrrelatos originales, Forbidden.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya! no conocía estas galletas rellenas de origen fránces. Sin duda, que una de estas galletas hace olvidar muchos de los disgustos y tristezas :))

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. "Medicina para todos los males"
    ¡Cuánta razón! A mi también me encantan
    Un besazo

    ResponderEliminar