martes, 29 de abril de 2014

MIRANDO FLORES



El necesitaba pensar, las cuatro paredes de su departamento terminarían por matarlo, así que se vistió y empezó a caminar hasta que sintió un perfume muy dulce y como un detective que sigue pista, fue siguiéndolo hasta dar con una florería, se paro y en un momento dado, su vista se dirigió hacia la vidriera y ahí el impacto fue inminente, entro y aunque le temblaban las manos, compro un pequeño ramo, pago, la señorita se lo dio y él se lo dio a ella invitándola a tomar un café.




FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA

4 comentarios:

  1. Me encantó tu blog, pasearé si no te importa por tus entradas tan magníficas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay que salir de casa!! Abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Qué detalle tan bonito...

    Me gusta la gente detallista!

    Beso.

    ResponderEliminar
  4. Para pensar también es necesario salir de casa y dejarse caer entre las calles.

    Saludos.

    ResponderEliminar