miércoles, 9 de abril de 2014

PERRO PROTECTOR



Desde hace un tiempo había decidió salir a correr para mantenerse en un estado físico optimo, pero cada mañana al hacerlo, sabía que el recorrido empezaba y terminaba en la puerta de su casa, pero que pasaría en el medio no lo sabía, era todos recorridos diferentes, donde más de una vez se llevaba una sorpresa.

Una mañana de sábado, empezó a correr, se fue alejando de la ciudad, llego a donde empieza el campo y siguió quería que ese día fuera su distancia más larga, los pies comían polvo de la calle de tierra que pisaban, hasta que como un caballo que ya no quiere caminar, este se detuvo al divisar a la distancia una casa grande, antigua y con la forma de un castillo.

Estaba a lo lejos, un lago le impedía cruzar, pero mirando a su alrededor se dio cuenta un poco más lejos se podía cruzar por un pequeño puente, así que siguió un poco más, cruzo por el puente destrozado, llego a alambrada que rodea el terreno, paso por debajo y al llegar a la casa la encontró con la puerta trabada con dos fuertes maderas, las ventanas todas cerradas, así que no había mucho más poder decir, esa casa estaba abandonada, seguía paseando por el terreno, mirando cada detalle de la casa, cuando entre unas malezas escucho un gruñido y a pocos minutos un gran perro asomo la cabeza mostrando sus afilado colmillos, el entiendo la advertencia e hizo lo que mejor sabe hacer. CORRER

En el café que se detienia cada mañana después de correr, conto lo que le había sucedido y ahí le digieran, que todo habían muerto, pero que uno había vuelto en la forma de un perro para protegerla.

FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA

4 comentarios:

  1. Que linda historia, que fidelidad y cariño, me emociona.
    Un abrazo para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  2. Aburre tomar el mismo camino. Por eso es bueno cambiar la ruta diaria para llegar al destino. Sin importar cómo, las cosas pueden ser diferente en un día cualquiera.

    El can, de tu historia, tomó vida y dio la advertencia de estar protegiendo la casa. Lo que no se sabía era que este tomó vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ayyy, esas leyendas de pueblo, qué bonitas son. Un besote

    ResponderEliminar
  4. Vaya!...Que gusto poder salir de vez en cuando de la rutina de una manera tan bella...

    Saludos

    ResponderEliminar