lunes, 5 de mayo de 2014

EL PEQUEÑO EDUARDO



Después de 364 días llego el día de noche buena, eran las 20.30hs cuando todos empezaron a llegar y cada vez que pasaba algún invitado enfrente del árbol, se escuchaba una carcajada, todos se miraban, pero nadie era, así que no le daban importancia, pero no solo fue ese momento, porque si alguien quería ir al baño, tenía que pasar frente al árbol y zaz, una carcajada y nadie podía descubrir quién era.




Hasta que el pequeño Ignacio tras escuchar la carcajada, se acerco al  árbol y vio al pequeño Eduardo, uno de los ayudante de santa claus, colgado como si fuera una adorno, fue acotarle a su madre, pero nadie le creyó.

FOTO PERTENECIENTE A MECHI LOZADA


2 comentarios:

  1. Los niños ven muchas cosas que nosotros no alcanzamos a ver. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. La inocencia de los niños, la imaginación que vuela hasta traspasar fronteras... ¡quién pudiera volver a ser niño!.

    Gracias a ti, Forbidden, eres muy amable, y para mí es un placer volver a visitarte.

    Un beso.

    ResponderEliminar