martes, 8 de julio de 2014

ETERNO


Las agujas del reloj no se movían, pero escuchaba el sonido de la maquina dando vueltas las agujas, pero estas no se movían, por eso sabia que los minutos pasaban, también por que llegada la tarde el sol empezaba a esconder detrás de los edificios.


 Pero los días se volvían eternos y el estático, esperando que el teléfono o el timbre sonaran, para moverse un poco y no quedar a merced del frío, pero muy pocas veces pasaba, era eterna la llegada de la tarde y la hora para volver a casa.

3 comentarios:

  1. El tiempo se detuvo y eran infinitos.
    "Pero los días se volvían eternos y el estático" <3

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  2. !Hola,Forbi!

    Hay eternidades que en si mismas son eternas.Fascinante micro.feliz verano y muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Ciertos relojes no nacieron para marcar las horas.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar